Haciendo Click en el siguiente botón podés colaborar con nuestros proyectos de forma segura, a través de Donaronline

dona-ahora.png

 AREAS

AYUDA INMEDIATA

“YO TAMBIÉN TENGO LA OPORTUNIDAD DE SALIR DE MI MISMO PARA AMAR A OTRO”

 

En la Homilía del Miércoles de Ceniza, Mons. Jorge Lugones,  señaló que el tiempo de Cuaresma “es un tiempo propicio para que también nos dejemos ´misericordiar` por Dios, que nos sintamos amados por Dios” e invitó a la comunidad a sumarse al Gesto Solidario de Cuaresma que impulsa Cáritas Diocesana, como una señal de que ese amor de Dios obra en nuestras vidas.

 

Compartimos el texto completo de la homilía, gentileza del Periodico Eclesia (www.eclesia.info):

 Homilía de monseñor Lugones

 “Hoy es el día de la salvación”, exhortaba Pablo a los corintios en su segunda carta, donde comienza hablando de la misericordia. Si tenemos la oportunidad de releerla ahora en Cuaresma, van a ver cómo Pablo va repitiendo tantas veces esta misericordia, la palabra misericordia de Dios, la misericordia del Señor para con nosotros.

Leer Mas... 

 

“YO TAMBIÉN TENGO LA OPORTUNIDAD DE SALIR DE MI MISMO PARA AMAR A OTRO”

 

En la Homilía del Miércoles de Ceniza, Mons. Jorge Lugones,  señaló que el tiempo de Cuaresma “es un tiempo propicio para que también nos dejemos ´misericordiar` por Dios, que nos sintamos amados por Dios” e invitó a la comunidad a sumarse al Gesto Solidario de Cuaresma que impulsa Cáritas Diocesana, como una señal de que ese amor de Dios obra en nuestras vidas.

 

Compartimos el texto completo de la homilía, gentileza del Periodico Eclesia (www.eclesia.info):

 Homilía de monseñor Lugones

 “Hoy es el día de la salvación”, exhortaba Pablo a los corintios en su segunda carta, donde comienza hablando de la misericordia. Si tenemos la oportunidad de releerla ahora en Cuaresma, van a ver cómo Pablo va repitiendo tantas veces esta misericordia, la palabra misericordia de Dios, la misericordia del Señor para con nosotros.

 

El tiempo de Cuaresma es un tiempo propicio para que también nos dejemos “misericordiar” por Dios, que nos sintamos amados por Dios, personalmente amados por Él.

 

Esta profundidad de la unión con Jesús, bajo la guía del Espíritu Santo, tendrá entonces una tierra fértil y propicia para todo lo complementario; ¿qué es lo complementario?: lo que la Iglesia propone para este tiempo: la oración, el ayuno, la penitencia y las obras de misericordia. Pero si no profundizamos en este amor del Señor sobre nosotros, en que el Señor da la vida por nosotros, lo que nos pida en Cuaresma tiene que ver con esto, y nada de lo que hagamos tendrá un valor o un fruto importante, más que esta apertura de corazón y descubrir que Dios me ama. Y si me ama, entonces yo también tengo la oportunidad de salir de mi mismo para amar a otro.

 

Y aquí sí entra la oracion por los hermanos, el ofrecimiento por los prójimos, las obras de misericordia, las que tradicionalmente propone la Iglesia: dar de comer al hambriento, dar de beber al sediento y dar cobijo al que no tiene donde vivir. Y el ayuno que hacemos y lo que podemos ahorrar con nuestro ayuno, necesariamente es para que nosotros nos desprendamos de algo: el desprendimiento puede ser algo material o, como dice San Ignacio, una “penitencia interna”, o la misma pena interna que padecemos, por ejemplo, un disgusto; en vez de hacer un drama, hacer una oración de ofrecimiento; lo que no nos sale bien, se puede ofrecer, se hace oración en la vida por el prójimo más necesitado.

 

¿Y dónde podemos hacerlo? Cáritas se ocupa de varias obras de misericordia. La parroquia La Piedad (Temperley) tiene un lugar en tránsito para que madres y niños puedan dormir allí; el hogar “Las tres Teresas” (Llavallol) para hombres en situación de calle; todo tiene un presupuesto alto y cuesta mantenerlo para que no duerman en la calle o en la plaza; y también tenemos el hogar “Inmaculada Concepción” (Monte Grande) que ayuda a los chicos que durante el día no tienen donde estar. Y en Turdera, el hogar “San Vicente de Paul”, que contiene a los pibes que venden en los trenes. Y para los discapacitados, la casa “Santa Teresa”, al lado del colegio Regina de Calzada, con chicos que terminaron la escuela pero no pueden hacer un oficio, y hay que atenderlos; y “Angeles Custodios” en Lomas. No siempre se sabe qué hace la iglesia diocesana con esta gente necesitada: tenemos que saberlo, lo que hacen y lo que atienden.

 

No tenemos que ponernos a juzgar situaciones, asi como el tema de la droga; debemos atender el efecto, no vamos a solucionar las causas, podemos atender a las víctimas; no vamos a luchar contra el narcotráfico, pero si podemos levantar una voz, denunciar y acompañar a esas personas y sus familias.

En este tiempo en cada parroquia vamos a poner unas alcancías para que la gente done voluntariamente lo que pueda.

 

Misericordia, ayuno y oración. La oración puede ser con la Palabra de Dios. ¿Y qué ayuno? Por una enfermedad tal vez no podremos hacerlo, pero hay otra clase de ayuno que podemos hacer: el ayuno de hablar de más, el ayuno de no decir toda la verdad, ayunar con mis gestos, y asi entonces aprendemos sobre la conversión, o sea, cambiar de mente, o para aquellas personas que piensan que no es posible, transformar algo en la vida. Cada día, como dicen y hacen los de Alcohólicos Anónimos: “solo por hoy, sonreiré en casa”, “solo por hoy, no voy a protestar cuando me pidan algo”, “solo por hoy, no diré malas palabras”, “solo por hoy voy a ser generoso en lo que más me cuesta”, saludar a mi compañero de trabajo que lo soporto bastante poco…; y asi podríamos decir `voy a crecer en paciencia´, y éste es un trabajo interior.

 

La oración colecta nos presenta la Cuaresma como “una lucha”, es una lucha interior, una lucha en el corazón del hombre ofrecida a Dios y partiendo del presupuesto de que Jesús me ama personalmente, porque si no me ama, puedo hacer mucha mortificación pero será agria la vida, de un espíritu avinagrado. Y Jesús quiere que el cristiano, aunque haga penitencia, viva la alegría de ser cristiano, de compartir lo que tiene y lo que no tiene, y por eso el gesto hoy de la temporalidad de la ceniza. “Del polvo eres, y al polvo volverás”, como dice el Génesis, o “Conviértete y cree en el evangelio”.

 Creo en la conversión si hay alguna transformación cotidiana, sino será bastante difícil, utópica y teórica; hoy es el día de la salvación, no lo dejemos pasar. Que asi sea.-

 

 

 
 
 

Please publish modules in offcanvas position.

Free Joomla! template by L.THEME